Una multitud disfrutó de los Cadillacs en la Costanera Sur