Una nena sorda adoptó un perro y descubrió que compartían un vínculo especial