Una pistola, barras y una pelea judicial que llamó la atención