Una rama cayó y mató a una mujer en el parque Rivadavia

Estaba sentada en un banco; la Ciudad admitió el mal estado del árbol
(0)
22 de noviembre de 2011  

Una pesada rama de un eucalipto anteanoche provocó la tragedia menos pensada: cayó sobre una mujer de 64 años, en el parque Rivadavia, en el barrio porteño de Caballito, y le ocasionó la muerte.

El accidente ocurrió poco después de las 20.15, cuando, según algunos testigos, no se registraban vientos importantes ni precipitaciones que hicieran presumir la caída de una rama.

Sin embargo, a metros del monumento a Simón Bolívar, en medio del parque, parte del ramaje de un eucalipto se desprendió y cayó sobre Graciela Galíndez, quien falleció minutos después.

Anteanoche, la mujer estaba sentada en uno de los bancos junto con dos amigas. Su marido, que llegó poco después, tuvo una crisis de nervios ante el inesperado y terrible desenlace.

Más tarde, arribó una ambulancia del Servicio de Atención Médica de Emergencia (SAME), aunque no pudo ingresar hasta el lugar del accidente debido al enrejado que circunda al parque Rivadavia.

En el Ministerio de Ambiente y Espacio Público indicaron ayer que la rama que mató a la mujer cayó desde unos diez metros de altura. El eucalipto, que puede llegar a vivir 400 años, tenía 50 y, según las autoridades porteñas, presentaba podredumbre interna en la rama, pero los funcionarios aclararon: "Era imposible de apreciar eso exteriormente".

En la ciudad se escudaron en que sobre el árbol que provocó la muerte a la mujer no se habían presentado reclamos o pedidos de poda. "Los árboles del parque Rivadavia fueron revisados por especialistas del Ministerio de Ambiente y Espacio Público luego de las lluvias del 7 de octubre", indicaron mediante un comunicado.

Y agregaron que anteayer, después de las 18, la Ciudad había emitido una alerta por fuertes vientos y tormentas.

El ministro de Ambiente y Espacio Público, Diego Santilli, concurrió al lugar de los hechos y se puso a disposición de la familia, muy dolida y molesta por lo ocurrido.

Antecedentes

El trágico caso recuerda al de la niña Zahira Morales, accidentada en 2009 en la plaza Almagro. La pequeña, entonces de seis años, quedó al borde de la muerte durante 36 días y continúa en la lucha por recuperarse, ya que quedó con secuelas permanentes por las lesiones que le provocó la rama de un árbol que cayó sobre su cabeza.

En abril pasado, Zahira debió ser hospitalizada de urgencia en el Gutiérrez tras sufrir tres convulsiones. Tras el golpe que recibió en su cabeza, fue operada en dos oportunidades.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.