Sibaritas. Una semana movida: de Paul Hobbs a un restaurant de ruta