Unicef recomienda que las escuelas sean lo último en cerrar y lo primero en abrir