Your browser does not support javascript

Una imagen habitual en la ciudad. Veredas sucias y paseadores con más de ocho perros, por la falta de control