Se aprobó en la Legislatura porteña. Vía libre para las obras hidráulicas