Tragedia en la Antártida. Viajaron los rescatistas, aunque el clima complica las tareas