Vivir en París: ¿qué sienten los argentinos en la Ciudad de la Luz?

Crédito: Nathalie Kantt
El blog parisino se despide con un recorrido en bicicleta y reflexiones a cerca de la adictiva, malhumorada y adorada capital francesa
Nathalie Kantt
(0)
2 de septiembre de 2016  • 00:35

El último. Le dernier. The last one. Después de cinco años, este blog llega a su fin. Bonjour tristesse. En estos últimos días, a medida que se lo comentaba a mis amigos, me agarró el blues como dicen los franceses. Me empecé a acordar, al estilo “seguidilla de imágenes post mortem”, todo lo que reunió el blog en estos cinco años.

Crédito: Nathalie Kantt

Fue mutando, al igual que yo, lo que me hizo sentir que estaba vivo. Y yo viva, por suerte. Hubo posts sobre los espacios diminutos y la rara proximidad que se genera, sobre tacheros y mozos malhumorados, sobre la noche parisina, sobre el concepto del Hágalo Usted Mismo del universo Ikea, sobre los domingos parisinos. Hubo debate con los lectores sobre cual era el término correcto entre parisiense y parisino. Hubo críticas de algunos y halagos de otros. Hubo posts sobre el invierno extenso que se convierte en un largo túnel del cual no es fácil salir, sobre la irritación de los parisinos, sobre su vida súper organizada, sobre la llegada de la primavera (vivida como si fuera una breaking news), sobre los picnics, sobre el instinto de supervivencia que genera Paris, y sobre exposiciones.

También hubo recomendaciones de lugares para visitar y programas para los que venían de vacaciones. Hubo vídeos de París en bicicleta y fotos de cientos de rincones. Este blog me enriqueció. A través de los lectores, de sus mails y comentarios, me convertí en guía, asesora académica, consejera profesional, historiadora y portera de París, mi rol preferido y más detestado al mismo tiempo. Gracias a todos ustedes por leer, por acompañar, por empujar indirectamente para que esto siga.

Crédito: Nathalie Kantt

Escribí sobre todo lo que quise. Extrañamente, ahora que se termina, siento que me queda tanto por contar. Vivir en París es un conjunto de historias, no siempre propias. A mis amigos y referentes queridos que me inspiraron a lo largo de este tiempo y que viven o vivieron en París les pedí que me dijeran (en video) que es París para ellos. A modo de despedida, y para que este “au revoir” sea un poco más mágico, acá van sus respuestas. Prometo mejorar la edición para la próxima vez que nos encontremos. Van también algunas fotos para que viajen una vez más. Gracias a todos. A très bientôt.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.