Yvon Chouinard: "Le dije a Macri que las represas de Santa Cruz son un desastre"

El fundador de la marca de ropa Patagonia, ambientalista, aventurero y amigo de Tompkins, criticó el proyecto del Gobierno
Nicolás Cassese
(0)
23 de marzo de 2017  

Yvon Chouinard estuvo en enero pescando en Río Pico, al sur de Esquel. A los 78 años, pequeño y de hablar pausado, este estadounidense se podría haber mimetizado con los jubilados del Primer Mundo que viajan a la Patagonia para pasar un par de semanas apacibles.

Pero Chouinard no está jubilado ni busca paz. Es el dueño y creador de la marca de ropa Patagonia y un aventurero serial, con grandes viajes de surf, kayak y esquí. La escalada, sin embargo, es donde dejó su mayor marca. También es un activista ambiental y era un gran amigo de Douglas Tompkins, el ecologista que se hizo famoso por donar tierras para la preservación y murió en un accidente de kayak en Chile en 2015.

Chouinard estaba en esa expedición fallida y continúa su lucha ambiental. Una de sus obsesiones actuales es detener las represas sobre el río Santa Cruz que comprometió el anterior gobierno y que el actual tiene intenciones de llevar a cabo. "Odio las represas", dijo en una entrevista con LA NACION para el ciclo Conversaciones, donde contó que se entrevistó con el presidente Mauricio Macri para hacerle saber sus objeciones.

-¿Cuál es su posición con respecto a las represas del río Santa Cruz ?

-Odio las represas. Soy responsable de derrumbar varias represas en Estados Unidos. Es una tecnología vieja que ya no tiene sentido. Las de Santa Cruz son un gran error. Van a costar mucho más de lo que dicen. Y además ¿quién se hará cargo de los nutrientes del río que se perderán? Le dije a Macri que son un desastre.

-¿Qué respondió Macri?

-Dijo que las represas previenen las inundaciones y son buenas para la irrigación. Pero no hay esos problemas en Santa Cruz. Y las represas no previenen inundaciones. Son un desastre.

Además de hacer activismo ambiental, Chouinard vino a la Argentina a pescar. Y tuvo, según sus propias palabras, "el mejor día de pesca" de su vida.

"No fue la cantidad de peces, fue la situación. Era un día muy ventoso y estaba pescando con mosca en un lugar muy chico. Tenía que ser muy preciso."

-¿Qué hace que un día de pesca se convierta en el mejor día?

-Si puedo aprender algo nuevo, acercarme a la perfección.

-¿Aplica la misma filosofía en los otros deportes que practica?

-Sí, creo que a cualquier deporte lo perfeccionás cuando lo hacés lo más simple posible. Podés tomarte diez días para subir a una pared, pero si lo hacés en solitario en un par de horas, eso es la perfección. Es peligroso, pero así debe ser. El deporte debería volverse cada vez más simple, no más complejo.

-¿Qué es lo que busca a su edad cuando pesca o hace surf?

-Busco aprender algo. En los deportes me gusta alcanzar un nivel de 75%, y cuando llego ahí me aburro. El último 25% es aburrido. Ahí me voy en otra dirección. Me gustan los cambios.

Ese espíritu aventurero llevó a Chouinard a emprender un gran viaje en 1968, cuando tenía 30 años. Junto a Tompkins y otros amigos, recorrieron toda la costa del Pacífico americano en una camioneta, desde California hasta el sur de Chile. Luego, cruzaron a la Argentina para escalar el cerro Fitz Roy en la zona donde años después se fundaría El Chaltén.

-¿Qué buscaba en ese viaje?

-¡El Santo Grial!

-¿Lo encontró?

-Sí, de alguna manera. Con Doug [Tompkins] surfeamos el Pacífico desde América Central hasta Lima, esquiamos en Chile, escalamos el Fitz Roy. Fue una aventura de seis meses. No podés tener aventura en un par de días. Hay que ir lento y hacerlo a la antigua.

-Estaba con Tompkins cuando tuvieron el accidente de kayak y él murió, ¿lo extraña?

-Sí, lo extraño. Lo conocía desde los 15 años. Éramos muy diferentes, pero los dos sentimos responsabilidad de salvar el planeta y la naturaleza. Éramos muy amigos.

-Tuvo experiencias fuertes en sus aventuras. Algunas con riesgo de vida, como una avalancha que sufrió en China. ¿Cómo lidia con el riesgo?

-Es como que buscamos el riesgo. Escalar sin riesgo no es escalar. No podés tener una aventura sin riesgos. Con Doug siempre dejamos la puerta abierta para el riesgo. Así tenemos una aventura de la que tenemos que pelear para salir. Estuvimos muchas veces cerca de la muerte, pero fue una vida muy rica.

-Luego de sobrevivir a esa avalancha en China donde casi muere dijo que la muerte era una sensación placentera, ¿por qué?

-Hubo una avalancha y aceptamos que íbamos a morir. Ahí te das cuenta de que la muerte no es algo a temer. Cuando cruzás del otro lado y volvés, casi que deseás no haber vuelto. Cuando sobrevivimos estuvimos muy deprimidos por meses.

-¿Cómo salió de esa depresión?

-Tiempo, sólo llevó tiempo.

-¿Qué opinión le merece Donald Trump como presidente?

-Estoy muy avergonzado de ser estadounidense. ¿Trump es lo mejor que pudimos elegir? No, probablemente sea el peor. Es un idiota, está mal psicológicamente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.