Alquiló su casa y los inquilinos la convirtieron en algo impensado e ilegal

“Había un metro de tierra en mi dormitorio”

Charles Reeves, propietario de una vivienda en el norte de Londres, regresó de trabajar en el extranjero y encontró su casa familiar que había alquilado convertida en un cultivo de cannabis.

La familia Reeves había publicado su propiedad en alquiler por internet cuando se estaban preparando para ir al extranjero. Un agente inmobiliario se puso en contacto con ellos al enterarse de que estarían fuera durante un largo periodo. Les prometió una familia de inquilinos, supuestamente trabajadores de una empresa del distrito financiero de Londres y con hijos.

Sin embargo, los “inquilinos” resultaron ser estafadores que nunca pagaron la renta y utilizaron la propiedad para actividades criminales. Más tarde se descubrió que el agente inmobiliario administraba un sitio falso y que los inquilinos eran ficticios.

La policía le dijo a Reeves que era uno de los peores casos de este tipo de crimen que habían visto. Se incautaron más de 400 plantas de cannabis en la propiedad, con un valor estimado de cientos de miles de dólares.

Reeves acudió al inmueble después de lograr obtener una orden judicial para entrar en su propia casa, dado que no le habían pagado el alquiler. Llamó a la puerta y fue atendido por varios hombres, uno de los cuales afirmó que la propiedad estaba en buenas condiciones. Al cabo de media hora, los hombres habían desaparecido. 

No podía creer lo que estaba viendo. Los delincuentes de cannabis arrojaron 10 toneladas de tierra en el dormitorio principal. Todo el lugar se había transformado en una fábrica de drogas. Había agujeros en el techo, cables por todas partes y el olor era insoportable”

- Charles Reeves

Es bastante horrible sentir que te atacan en el centro, en ese santuario interior, ese lugar de confort en el que podíamos confiar en la ciudad, es nuestro hogar, es muy doloroso”

- Charles Reeves

Las cifras de la Policía Metropolitana muestran que se descubrieron más de 1000 cultivos de cannabis en Londres entre 2018 y 2023. Sin embargo, los expertos creen que esta cifra es solo una pequeña proporción de los cultivos que están actualmente en funcionamiento en Londres.

Se aprovechan del sistema legal y del proceso de desalojo. Saben que se puede tardar meses en sacar a un inquilino, aunque deje de pagar la renta. Durante este tiempo, pueden completar múltiples cultivos y obtener un beneficio significativo antes de desaparecer, sin dejar rastro

- Allen Morgan

experto en juicios penales por drogas y exagente de policía

la nacion / LIFESTYLE

informe / texto

LA NACION / LIFESTYLE

foto / video

MATÍAS AVRAMOW

edición

Más información en: