LIFESTYLE

De maletero en un hotel a referencia en Oxford: la historia del argentino que llevó a Maradona a exponer en la legendaria universidad inglesa

Esteban Cichello Hübner creció en el conurbano bonaerense, en un descampado que hoy forma parte de San Isidro. Se bañaba a baldazos, con el agua que arrastraba unos cien metros en un palo atravesado sobre sus hombros, hasta su rancho.

De chico la lectura ya le despertaba pasión: “Nuestra casa estaba muy cerca de la Panamericana. Y como no tenía luz, iba a leer bajo las luminarias de la autopista. Gran parte de mis estudios se lo debo a eso”.

Conoció a Maradona a los 15 años cuando trabajaba en el Hotel Conquistador -donde concentraba Boca en 1981-.

“Los jueves veía venir el micro blanco y ahí bajaba mi estrella. Una vez me dio un caramelo y de la emoción me lo comí y me atraganté. Él me palmeó la espalda y empezamos a hacer chistes. Eso rompió el hielo y creamos una relación. Aprendió mi nombre y me saludaba con un beso”.

Luego de terminar el secundario, Esteban se asentó laboralmente en Mendoza y juntó dinero para perseguir nuevos sueños. Se anotó en la Universidad Hebrea en Jerusalén para estudiar Relaciones Internacionales y Ciencias Políticas y desde ahí quiso ingresar a Oxford pero no tenía las 11 mil libras esterlinas necesarias.

Decidió mudarse a Japón para trabajar y ahorrar. Así, consiguió una beca de dos años en Oxford, donde terminó estudiando tres carreras. Jamás pagó.

Con los años, se convirtió en profesor y cuando tuvo que buscar expositores que brindaran una experiencia “enriquecedora para los alumnos”, inmediatamente pensó en su ídolo.

Le escribió una carta a Diego recordando sus encuentros de cuando era maletero: “Un día me llama y me dice ‘Petiso, me acuerdo de vos. Vení a buscarme a Buenos Aires y voy’. Fue la charla más importante que tuvo la Universidad después de la visita de la Reina en 1968″.

Cichello Hübner habla español, inglés, francés, italiano, portugués, alemán, hebreo y árabe. Viajó por 82 países y visitó las Islas Malvinas en cinco oportunidades. Su relación con Maradona continuó con el tiempo a tal punto que un par de años atrás el fue a visitarlo a Dubai.