ECONOMÍA

El lamento del campo: “Mis hijos ya piensan en irse del país”

Graciela Cappelletti es una productora agropecuaria de la zona del sur de la provincia de Santa Fe. Junto a su familia tienen un establecimiento con aproximadamente 150 vacas, muchas de la llamada “vaca china”

Cappelletti alertó que, por las restricciones para exportar carne que impuso el Gobierno, las vacas que crían ya no tienen un destino productivo y se van a morir en los campos.

“Para nosotros los productores es muy difícil trabajar si no tenemos medidas claras porque en la ganadería, cuando vos apostás, apostás a años. Uno pone en juego muchas cosas”

“Se hace muy difícil seguir así con un Gobierno que tenés que ir aguantando todo el tiempo con escenarios de confrontación. Nos señalan como oligarcas, pero en realidad somos laburantes”

Ella es la segunda generación de productores. Fue su padre el que comenzó con la actividad ganadera: “Uno sigue apostando a este país, pero nuestros hijos adolescentes y jóvenes están pensando en Ezeiza. Qué feo panorama y sabor amargo hay en la Argentina”

“Los productores estamos dispuestos a seguir produciendo alimentos para toda la Argentina, déjennos laburar, pongan reglas claras”