El pueblo  de Sam Luis, surcado por un río amarillo, fue elegido como una de las mejores villas del mundo

La Organización Mundial del Turismo ha otorgado a La Carolina, un pueblo minero argentino, el título de Best Tourism Villages, reconociéndolo como uno de los mejores destinos turísticos del mundo. Con una población de 300 habitantes, este pueblo es conocido por su río amarillo, que ha sido un lugar de búsqueda de oro desde el siglo XVI.

La historia de La Carolina se remonta a 1785, cuando se descubrió oro en la zona. Para controlar la fiebre del oro, el gobernador Marqués de Sobremonte intervino las minas en 1792 y bautizó el lugar como "La Carolina" en honor al rey Carlos III. 

A lo largo del tiempo, las minas y las excavaciones en el lecho del río han dejado un paisaje único y estalactitas de colores debido a las vertientes minerales que lo han recorrido.

El río amarillo es uno de los principales atractivos naturales de La Carolina. Los visitantes pueden realizar excursiones para revivir la búsqueda de oro en el río utilizando pailas, un método tradicional que separa el oro de la arena. También es posible explorar el interior de las minas y conocer la tradición de la búsqueda manual de oro.

La celebración de la Fiesta Provincial del Oro y el Agua en enero es una manifestación importante de la relación del pueblo con esta actividad. Además, se celebran otras festividades como las Fiestas del Cordero y la Cerveza Artesanal.

El turismo en La Carolina no se limita a la minería. Los visitantes pueden disfrutar de actividades de turismo de aventura, como rappel, escalada, tirolesa, trekking y cabalgatas en los impresionantes paisajes de la puna. El laberinto Sol de Piedra es otro sitio de interés, dedicado a Jorge Luis Borges.

El pueblo también cuenta con la Casa Histórica de Juan Crisóstomo Lafinur, un poeta y revolucionario argentino, ubicada junto a la mina de oro. Este lugar es ahora el Museo de la Poesía Manuscrita, que alberga más de 1,700 manuscritos y 900 obras poéticas. Lafinur, tío abuelo de Jorge Luis Borges, es considerado el primer filósofo de Argentina y está enterrado en La Carolina.

En resumen, La Carolina, con su río amarillo, su rica historia minera y su oferta de turismo de aventura, ha sido reconocida como uno de los mejores destinos turísticos del mundo por la Organización Mundial del Turismo. El pueblo ofrece una experiencia única que combina la belleza natural con la riqueza cultural y patrimonial.

la nacion / LUGARES

informe / texto

LA NACION / LUGARES

foto / video

MATÍAS AVRAMOW

edición

Más información en: