Los ocho secretos mejores guardados de Italia

Bienestar

Entre el mar Jónico y el Adriático, la región de Puglia recorre 800 kilómetros de costa con una gran variedad de paisajes.

A continuación, ocho destinos de ensueño que no deberían dejarse de lado.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco es un pueblo en medio de las montañas repleto de trullis.

Alberobello

Lecce invita a recorridos a pie en los que deslumbran la Piazza del Duomo, la Basílica di Santa Croce y la de San Mateo, y la Iglesia de Santa Chiara.

Lecce

El pueblo se cierne sobre el accidente geográfico de un cabo. Es literalmente el taco de la bota italiana. 

Santa María de Leuca

Cuenta con un centro histórico amurallado ubicado en una pequeña isla de piedra caliza, a la que se accede a través de un antiguo puente medieval, y está protegido por un castillo aragonés del siglo XI que se puede visitar.

Gallipoli

Es una ciudad panorámica construida sobre tres colinas a más de 200 m de altura. Sus casas encaladas y las calles que las rodean no responden a ninguna cuadrícula. 

Ostuni

una ciudad un poco más grande con un centro histórico y murallas. Se destaca el pequeño puerto, un lugar muy pintoresco donde se amarran barcos pesqueros, conserva un concentrado de testimonios arquitectónicos venecianos, góticos y bizantinos.

Monopoli

Es un antiguo pueblo de pescadores, hoy transformado en un balneario pintoresco construido sobre acantilados, casi en su totalidad peatonal, iluminación teatral y construcciones de roca caliza.

Polignano a Mare

la nacion / BIENESTAR

informe / texto

LA NACION / BIENESTAR

foto / video

MATÍAS AVRAMOW

edición

Más información en: