Amor virtual.

Se conocieron a través de Preguntados, se casaron y tuvieron una hija

“Si me ganás esta ronda, te invito a salir”, le escribió Mariano Cassini a Gabriela Quevedo en su primera conversación por el chat de la aplicación de juegos Preguntados. “No, al revés. Si vos ganás, salimos”, le retrucó ella.

Ambos fueron al Instituto La Salle de Florida, tienen la misma edad, y se criaron en la zona norte de la Provincia, pero no se conocían. No los unió el colegio, sino la competencia que, tras dos meses de intercambio virtual, los llevó a su primer encuentro en persona.

En 2014, Facebook le había sugerido a Gabriela añadir como amigo a Mariano porque tenían ciertas cosas en común. “Me pareció lindo y lo agregué, pero no tenía ni idea quién era”, explica la médica pediatra de 31 años. Mariano aceptó la solicitud sin saber nada de ella.

La conexión fue inmediata, compartían mucho. En su primer encuentro en persona, él la pasó a buscar en auto por la casa y fueron al cine. Desde ese día no se separaron más. Incluso siguieron jugando a Preguntados.

Siete años después, formaron una familia. A los 11 meses de la primera partida, ya vivían juntos. Otro año más tarde, nacía Catalina, su hija de cuatro años. Se casaron, con demoras por la pandemia, en febrero pasado. “Uno nunca sabe realmente dónde va a conocer al amor de su vida o al padre de sus hijos”, dice Gabriela.