Historias que inspiran

Valeria y Juan.

Cansados de la inseguridad, se mudaron de Lomas de Zamora a Monte Hermoso

Valeria y Juan se conocieron en la primaria. Ambos vivían en Burzaco, pero emprendieron vidas distintas y muchos años después se reencontraron por un comentario en Facebook. Se casaron, tuvieron un hijo y comenzaron a restaurar una casa de Monte Hermoso, que para ese entonces era de vacaciones.

Por trabajo, ambos vivían en Lomas de Zamora. Según Valeria, en la semana siempre estaban a las corridas y con mucho temor a la inseguridad.

“Recuerdo que cada vez que tenía que entrar el auto a la cochera daba varias vueltas previas para chequear que no hubiera nadie rondando"

Al tiempo, decidieron mudarse a Monte Hermoso, donde el auto muchas veces queda afuera y hasta con la llave puesta: “Mis alumnos dejan sus bicis sin atar incluso cuando están en clase. Podés salir a caminar de noche por la rambla sin ningún peligro”.

“No quisimos alejarnos más porque sentimos que nuestro lugar de pertenencia es Argentina. Amamos la calidez que nos caracteriza como nación, pero nos dimos cuenta que permanecer en el conurbano nos generaba mucho estrés e inseguridad”.

Aunque al cambiar de hogar perdieron algunas cosas materiales, Valeria cuenta que ganaron “calidad de vida, tranquilidad, libertad y tiempo”