Casa cascada

Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el 2019

La historia de la "casa de la cascada" se remonta a 1936, cuando el famoso arquitecto Frank Lloyd Wright aceptó construirle una casa de finde semana a Edgar Kaufmann.

La idea era construirla dentro de la Reserva Natural de Bear Run, ubicada en Pensilvania, y el objetivo era que estuviera ubicada frente a la cascada para que fuera parte de la vista.

Pero Wright quería que Kaufmann viviera en la cascada para que se sintiera la fuerza del agua al caer, a través de un sonido envolvente que se escucha de forma constante.

Wright es considerado el mejor arquitecto estadounidense y "La casa de la cascada", su obra maestra. Conocida como la "residencia más famosa que se haya construido".