España pone a prueba una semana laboral de 4 días

Quieren ensayar a pequeña escala si es posible disminuir la jornada laboral sin que haya una pérdida de productividad. ¿Cómo funciona el experimento y quién lo impulsa?

¿Cómo es el proyecto?
La propuesta, hecha por un pequeño partido de izquierda, quiere probar a pequeña escala qué sucede en la productividad de las empresas cuando sus trabajadores solo van a trabajar 32 horas en lugar de las 40 habituales

Qué revelan experiencias previas:
Tras un período transitorio, el bienestar de los trabajadores aumenta y comienza una cadena de efectos positivos

Cómo se financia la propuesta: El coordinador explicó que acordó con el Gobierno un proyecto piloto de 50 millones de euros que debería llegar a unas entre 200 y 400 empresas para que, a cambio de ayudas financieras, reduzcan la jornada de los trabajadores sin pérdida de salario

Qué resultados han identificado hasta ahora: “Una compañía que está en periodo de prueba nos comunicó que durante el primer mes, comparando un año con otro, el ausentismo injustificado cayó un 30%. Los trabajadores rinden más y son más creativos. Además, lo que están viendo es que tienen menos rotación, se va menos gente” - Héctor Tejero, coordinador del proyecto

Cuáles son los desafíos del proyecto: “Veo fundamentalmente dos: si los efectos son significativos y si se pueden generalizar estas medidas a todo el conjunto de la economía” - Carlos Victoria, economista