Una amistad de 20 años y el sueño de la película.

La historia de la “Brigada B” de Los Simuladores

Para la segunda temporada Damián Szifrón eligió personajes secundarios de la primera etapa y los convirtió en un grupo paralelo, encargado de solucionar los asuntos que no requerían la importancia de Santos, Lamponne, Ravenna y Medina.

Pero fuera de la pantalla la historia real es la de un grupo de amigos que se conocían desde la adolescencia y que su pasión por la actuación los llevó a protagonizar obras “en los sótanos y hasta en las escuelas”.

“Los ocho éramos amigos desde hace muchos años, por lo que ya nos conocíamos de antes de arrancar. Cada día de grabación era una aventura, era muy divertido” Pasta Dioguardi

“Cuando le dije a Damián que quería ir de extra me acuerdo que me dijo que iba a perder mucho dinero. Gracias a eso fue que a Szifrón, que es una cabeza brillante nivel Messi, se le ocurrió conformar la Brigada B” Jorge D'Elía.

“Yo me acuerdo de que estaba haciendo una obra de teatro con Seefeld, Fiore, Pasta y Facundo Espinoza, y Alejandro me dijo que iba a ser parte de la Brigada B.‘¿Qué es la Brigada B?’, ‘Es un grupo paralelo que va a tener humor, pero que van a ser Los Simuladores B’. Obviamente en esa función no me pude concentrar, fue una bomba para mí”. Fernando Sureda

“Existe la idea de la película, sería el cierre para todos. Ahora todos quieren hacerla, solo falta encontrar el momento. Igual no puede pasar mucho tiempo más porque si no vamos a hacerlo en silla de ruedas" Pasta Dioguardi