LIFESTYLE

Eran mejores amigas y se separaron a los 9 años por la persecución nazi: 82 años después volvieron a abrazarse

Betty Grebenschikoff y Ana María Wahrenberg se vieron por última vez en 1939, cuando tenían nueve años. Se abrazaron llorando en el patio de su escuela de Berlín, antes de que sus familias tuvieran que escapar del país por el avance de los nazis.

Durante 82 años, Betty creyó que su mejor amiga en Alemania había muerto. Pero tras más de ocho décadas, volvió a verla en un hotel de St. Petersburg, Florida, a los 91 años. 

“Sentí que había vuelto a casa”, dice Betty

“Fue una gran emoción. Como si nunca nos hubiéramos separado”, expresa Ana María

            CÓMO SE ENCONTRARON
Las dos sobrevivientes del Holocausto se habían buscado mutuamente durante muchos años, pero ninguna había tenido suerte porque ambas habían cambiado de nombre. Por la guerra, Betty se había instalado en Shanghai y la familia de Ana había huído a Santiago de Chile. 

Sin embargo, uno de los indexadores de una fundación que preserva el testimonio audiovisual de los sobrevivientes del Holocausto notó similitudes en el relato de ambas mujeres y las puso en contacto.

El primer encuentro fue en noviembre de 2020, vía Zoom, y prometieron encontrarse en persona. Durante el tiempo que pasó hasta que finalmente se vieron cara a cara, Betty y Ana hicieron una cita virtual todos los domingos para desayunar juntas a la distancia. 

Hace unas semanas, Ana viajó con su hijo y su nuera a visitar a su antigua amiga. Durante cuatro días, hicieron todo juntas: salieron de compras, compartieron las comidas, y sobre todas las cosas, hablaron durante horas, para recuperar el tiempo perdido.

“Ya no somos aquellas niñas de 9 años, por supuesto, pero por momentos nos reíamos como si lo fuéramos”