LIFESTYLE

Se enamoró de Ushuaia y dejó Europa para vivir en la Argentina 

Marine vivía en Francia y trabajaba en la industria del cine, vino a conocer Argentina, y antes de regresar se enamoró de Ushuaia y del amor de la gente por su tierra.

Llegó a Buenos Aires como turista con una amiga y recorrieron juntas el norte. Su amiga regresó y Marine siguió su viaje al sur: “Nunca había visto semejante amplitud”.

Tras regresar a Francia, anunció su decisión y luego de un tiempo retornó a la Argentina. Primero vivió un tiempo en San Telmo, donde trabajó como moza en su restaurante: “Esto me permitió ir a la Facultad a estudiar castellano y practicarlo con los clientes, antes de seguir viaje a Tierra del Fuego”.

En octubre de 2012, la francesa pisó tierra fueguina para empezar una nueva vida. Allí formó su propia familia y estudió para trabajar en la industria turística. 

“Mi hija y sus amigos crecen en un espacio natural y grande, no solo me fascina la calma que te brinda la naturaleza, sino la ciudad en sí. Ushuaia te regala tranquilidad, no hay violencia. Vengo del conurbano de París y la falta de seguridad me pesaba en la vida cotidiana"