Historias que inspiran

Sandra y Fabián.

Son argentinos se ganaron el corazón de un pueblo de Estados Unidos

Sandra y Fabián tomaron la decisión de ir a probar suerte a Estados Unidos ya que en Argentina la falta de trabajo y la crisis económica del 2000 hacían que no pudieran imaginar un futuro próspero.

Su negocio había vivido sus días de gloria, pero era tiempo de aceptar que la gente ya no invertía en fotos para casamientos o bautismos. Era necesario pensar un nuevo presente.

Decidieron ir a Estados Unidos en busca de un futuro mejor y se asentaron en Carolina del Norte. Ellos dos pelearon por adaptarse pero sus hijos, que llegaron con 4 y 5 años, se acomodaron rápidamente a la nueva vida.

Apostaron por un emprendimiento gastronómico, Piemonte Kitchen and Garden, y el tiempo por momentos fluyó lento y por otros a pasos agigantados y de repente los meses se transformaron en años.

Después de casi dos décadas de vivir en Carolina del Norte, se mudaron a las afueras de un pueblito de montaña de 400 habitantes llamado Floyd, que solían frecuentar por trabajo.

“Hacemos quesos, dulces y empanadas y nos ganamos el corazón de la región”