LIFESTYLE

La increíble vida de Steven Rothstein, el hombre que volaba gratis en avión y dio más de 500 vueltas al mundo

Steven Rothstein es un corredor de bolsa estadounidense que, en 1987, compró uno de los tickets vitalicios de 250 mil dólares que ofrecía la aerolínea American Airlines desde 1981 como parte de un programa de fidelización.

Acumuló más de 30 millones de millas en los viajes que hizo durante 21 años. Viajaba tan seguido que terminó por conocer prácticamente a todos los trabajadores de la aerolínea.

“Steven se subía a un avión como la mayoría de la gente se sube a un micro”, resumió Nancy Rothstein, su esposa. “La idea de que él fuera a Los Ángeles desde Chicago durante el día y a Tokio durante la noche no era algo extraño”.

En 1989, Rothstein adquirió otro ticket con las mismas condiciones por 150 mil dólares más. Por eso, muchas veces viajaba junto con un acompañante, aunque no siempre eran personas que conocía.

“Una vez llevó al mejor amigo de mi hermano a ver un partido de fútbol, otra a una empleada de American Airlines que conoció en la India y que podía perder su trabajo si no llegaba a Toronto, y otra vez a un hombre que quería visitar a su padre moribundo”, contó la hija de Rothstein, Caroline.

Pero en 2008, la historia de Rothstein dio un giro: cuando estaba entrando al avión que lo llevaría de Chicago a Londres, un oficial de vuelo le dijo que su pase vitalicio estaba cancelado.

El hecho terminó en la justicia y, según pudo comprobar American Airlines ante la justicia norteamericana, Steven Rothstein incumplió su acuerdo con la empresa por hacer “reservas especulativas”.

Por lo que relató su hija, era normal que el hombre reservara vuelos con acompañante sin siquiera saber si esa persona podría ir. Entre 2005 y 2008, Rothstein reservó 2648 boletos de vuelo para compañeros de viaje y 2269 fueron cancelados o el pasajero no se presentó.

Tras la decisión judicial, la aventura del hombre que en sus viajes llegó a dar más de 500 vueltas al mundo había terminado. “Me robaron mi personalidad”, le confesó Steve a su hija.