Historias que inspiran

Su familia los alejó por 40 años y ahora volvieron a ser felices juntos 

Carlos y Dagi.

Carlos, joven catamarqueño, conoció a Dagi, alemana, durante un viaje por Europa. La atracción fue mutua y disfrutaron juntos, hasta que llegó el día de la despedida.

Habían intercambiado direcciones y teléfonos, y Carlos fue a buscarla a Núremberg donde se encontraron en una fiesta: “Esa noche conocí a sus papás y amigos sin saber que sería la última vez que nos veríamos por cuarenta años”.

Quedaron en verse al día siguiente, pero un mal entendido lo impidió. Él llamó por teléfono y atendió la hermana de Dagi: “No quiere verte más, por favor no llames más”. 

Un día, recibió una postal de parte de Dagi y Carlos le escribió contándole todo, pero ella jamás recibía las cartas. Su hermana y su tía evitaban el contacto.

Después de muchos años, Carlos, ya divorciado y con cuatro hijos, conectó con su viejo amor en Facebook. De los mensajes pasaron a los mails y luego a un encuentro presencial.

"Un día a mi hija, que estaba estudiando en España por un convenio de la Universidad de Catamarca, le propuse ir a visitar a una vieja amiga. Dagi, encantada con la idea, se conocieron y compartimos unos días”. 

Todo culminó en una invitación a Argentina, cuando Dagi ya se había separado y quedó encantada de Catamarca.

Recorrieron y disfrutaron de Argentina 40 años después

“Cuando finalmente la tuve en mis brazos, cuarenta años después, no podía creer que estaba aquí, conmigo…”

Señorita Heart

texto

LA NACIOn

fotos

María borri

edición

Más información en: