Historias que inspiran

Pablo y Fabiola

Vivir en México: "La gente quiere conocer sobre Argentina"

En el 2009, en un gesto de amor, Pablo Livy decidió irse a vivir a México, país del que es oriunda su esposa Fabiola ya que el desarraigo le dolía demasiado y cada vez era más difícil de sobrellevar.

Días antes de comunicarle a la familia que se iban, supieron que esperaban a su primera hija, Paulina, que llegaría al mundo en Argentina y emigraría de apenas cuatro meses después de nacer.

“Cuando surgió la oportunidad de mudarnos a la Ciudad de México (D.F.) para quedarme a cargo de la empresa de mi suegro, accedí”, dice Pablo.

La calidad humana que terminó por conquistar el corazón de Pablo. Pasados los momentos de soledad e interrogantes develó una sociedad de gente muy cálida y amable, con una actitud abierta hacia el extranjero.

“Cuando te vas de tu país es que uno se vuelve extranjero en todos lados”