MUNDO

Así es Yakutsk, el pueblo más frío del mundo en Siberia

Yakutsk, es la capital de la república rusa de Saja, y sus habitantes viven con -40°C. 

Saja, tiene 3 millones de km², es más grande que la Argentina, y allí se registran todos los años las temperaturas más bajas del planeta en zonas habitadas.

Allí, las pieles naturales no son un lujo, sino una necesidad y son la clave de la supervivencia en Yakutia.

Además, Yakutsk es la ciudad más grande del mundo construida sobre permafrost, el hielo permanente que no llega a descongelarse en los cortos veranos siberianos. 

“Lo difícil de los meses de invierno son las escasas horas de luz, no el frío en sí. Son meses en los que a las tres y media de la tarde ya es de noche y no llegan a seis las horas de luz en todo el día”