MUNDO

El plan de Nueva Zelanda para que la gente deje de fumar

El gobierno de Nueva Zelanda busca poner fin al consumo de tabaco y para hacerlo, propuso un plan que prohíbe de por vida la venta de cigarrillos a personas nacidas después del año 2008. Esperan que la asamblea lo apruebe en 2022. 

Actualmente, Nueva Zelanda no permite la venta de tabaco a menores de 18 años. Con la nueva ley, desde 2027, se va a elevar de forma progresiva -un año cada año- la edad mínima permitida para comprar cigarrillos. 

Esto significa que quienes hoy son jóvenes nunca podrán adquirir cigarrillos de forma legal e implica que 65 años después de que entre en vigencia la norma, la gente solo podrá comprarlos si demuestra tener al menos 80 años. 

El objetivo es que menos del 5% de los neozelandeses sean fumadores para 2025. Sin embargo, los cambios se harían de forma gradual para dar tiempo a los minoristas a adaptarse.

Otras partes del plan incluyen permitir solo la venta de productos de tabaco con niveles muy bajos de nicotina y bajar el número de comercios que pueden venderlos.

“Es un día histórico para la salud de nuestra gente. Fumar todavía es la principal causa de muerte previsible en Nueva Zelanda y causa uno de cada cuatro cánceres” - Ayesha Verrall, ministra de Salud

La nueva ley no afectaría a los cigarrillos electrónicos. Su venta ya está limitada a mayores de 18 años y su consumo está prohibido en escuelas.