MUNDO

Japón se convirtió en una llamativa y misteriosa historia de éxito contra el coronavirus

Los contagios se desplomaron de casi 6000 diarios en Tokio a mediados de agosto a cerca de 100 casos por día en la actualidad.

A diferencia de otros países en Europa y Asia, Japón nunca impuso nada parecido a una cuarentena estricta, sólo una serie de declaraciones de emergencia “relativamente suaves”.

Sin embargo, antes del brusco descenso, Japón tuvo una gran ola de contagios en el verano: los casos graves desbordaban los hospitales y las muertes se disparaban.

Muchos especialistas atribuyen el mérito a la campaña de vacunación, especialmente entre los jóvenes. Casi el 70% de la población ha completado su inmunización.

Entre los otros posibles factores que pueden haber contribuido a la disminución de casos está el hecho de que muchas zonas de ocio nocturno se vaciaron por temor a los contagios durante el último pico, la extendida costumbre de utilizar mascarillas ya antes de la pandemia y el mal tiempo a finales de agosto, que hizo que mucha gente se quedara en casa.

Dr. Kazuhiro Tateda, profesor de virología de la Universidad de Toho: Las rápidas e intensivas vacunaciones entre los menores de 64 años pueden haber creado en Japón una situación temporal similar a la inmunidad de rebaño”.

Según Hiroshi Nishiura, profesor de la Universidad de Kioto, las vacunaciones “habrían ayudado a que 650.000 no se infectaran y salvado más de 7200 vidas entre marzo y septiembre”.