MUNDO

¿Podría haber otro 11 de septiembre?
La opinión de los especialistas

A 20 años del mayor atentado terrorista en Occidente, que dejó casi 3000 muertos y una imagen histórica, la incógnita sobre si otro ataque semejante puede repetirse cobra otro valor con el regreso de los talibanes a Kabul.

Scott White, director del Programa de Ciberseguridad de la Universidad George Washington.

“El potencial de los grupos jihadistas en las regiones no gobernadas de Afganistán ha aumentado el nivel de amenaza terrorista global. Estos grupos pueden ver a Afganistán como un nuevo refugio seguro para reclutar y crear bases de operaciones”

Rita Katz, directora de SITE.

“La victoria de los talibanes en Afganistán es el mayor impulso a la jihad global desde el 11-S. Al-Qaeda lo está utilizando para incitar a posibles partidarios ‘a liberarse de las cadenas de la hegemonía estadounidense’”

Sajjan Gohel, director general de Seguridad Internacional de la Fundación Asia-Pacífico

“Lamentablemente, es inevitable que los acontecimientos en Afganistán tengan un efecto dominó sobre el terrorismo en todo el mundo. El regreso de los talibanes y Al-Qaeda animará a los terroristas a conspirar y planificar ataques a nivel mundial, incluso en Occidente”

Sajjan Gohel: “Es más bien una cuestión de cuándo va a suceder que de si va a suceder. Los grupos terroristas en Afganistán, como Al-Qaeda, reclutarán a europeos y estadounidenses, algunos de origen paquistaní, para planificar y tramar ataques”

Betania Allo, especialista en contraterrorismo, ciberseguridad y nuevas tecnologías.

“Los expertos coinciden que Occidente se mantiene vulnerable a un atentado de esa magnitud. La operación que resultó en el 11-S requirió de varios elementos que hoy difícilmente puedan darse, pero el mayor de ellos es el factor sorpresa: aprovechar las vulnerabilidades en inteligencia y seguridad”

Farah Pandith, exdiplomática estadounidense y especialista de contraterrorismo de la
Universidad de Harvard.

“El ataque del 11 de septiembre fue un evento trágico. No podíamos concebir que los aviones se usaran como armas. De la misma manera, hoy un atacante podría pensar qué tiene en su arsenal para hacer el mayor daño posible. Puedes imaginar sistemas enteros fallando, un ciberataque enorme, un ataque a una red eléctrica...golpes a aspectos de la vida que podrían parar un país”