MUNDO

Estados Unidos. 
Por qué Florida va a reemplazar sus icónicas palmeras

En el sur del estado planean reemplazar sus clásicas palmeras por árboles nativos para reforzar su estrategia contra los efectos del cambio climático en la zona.

“Las palmeras no absorben dióxido de carbono al mismo ritmo que nuestros árboles nativos y no dan sombra, no refrescan las calle”, explica Penni Redford, gerente de cambio climático de West Palm Beach, Miami.

Según la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica, el dióxido de carbono está en sus niveles más altos en por lo menos los últimos 800 mil años.

Según CNN, una de las soluciones ante esto es el “secuestro terrestre de carbono”, lo que consiste en plantar árboles que lo absorben durante la fotosíntesis y lo almacenan.

Pero no todos los árboles hacen esto con la misma “eficacia”. Las palmeras en el sur de Florida son las menos efectivas: solo absorben 2,2 kilos de CO2 por año, mientras que otros árboles, como los robles, pinos y cedros, pueden secuestrar más de 1360 kilogramos de CO2 durante su vida.

Penni Redford destacó que otros árboles, principalmente de copa grande, “pueden soportar inundaciones y huracanes ocasionales, son resistentes a la niebla salina y proporcionan hábitat para aves y una variedad de musgos en el sur de Florida”.