MUNDO

Por qué miles de personas en el Reino Unido todavía ven la televisión en blanco y negro

Las transmisiones a color en el Reino Unido comenzaron en junio de 1967 con la emisión del torneo de tenis de Wimbledon. Sin embargo, medio siglo después, más de siete mil personas en el país europeo tienen la extraña costumbre de mirar la tele en blanco y negro, según los últimos datos oficiales.

En el Reino Unido, cualquier persona que vea o grabe programas de televisión en cualquier dispositivo debe pagar una tasa llamada licencia de televisión que está destinada a financiar a la BBC.

Al pagar esa tasa se obtiene el permiso para ver los programas en televisores, computadores, dispositivos móviles o grabadoras de video. Por su parte, la BBC usa el dinero para pagar por sus programas y servicios.

Aunque la licencia es obligatoria para quienes quieran disfrutar la televisión, las autoridades revelaron que en 2017 más de 26 mil personas entre los 18 y los 25 años fueron sorprendidas viendo televisión sin licencia: quienes no quieren violar la ley, prefieren conformarse con un televisor en blanco y negro.

Aunque se pierden gran parte del atractivo de la imagen, aprovechan una ventaja que les ofrecen estos viejos aparatos: la licencia para los televisores en blanco y negro cuesta un tercio de lo que vale la licencia estándar.