Régimen talibán: las 29 prohibiciones y maltratos que sufren las mujeres

MUNDO

-No pueden estudiar.
-No pueden trabajar fuera de sus hogares. Solo unas pocas doctoras y enfermeras tienen permitido en algunos hospitales en Kabul.

-No pueden hacer ninguna actividad fuera de sus casas, salvo que estén acompañadas de su mahram (padre, hermano o marido).
-No pueden cerrar tratos con comerciantes masculinos.
-No pueden ser tratadas por doctores que sean hombres.

-No pueden usar cosméticos.
-No pueden hablar ni darse las manos con hombres que no sean mahram.
-No pueden reírse en voz alta.
-No pueden usar zapatos con tacos.

-No pueden subirse a un taxi sin su mahram.
-No pueden salir en radio y televisión ni estar en ninguna reunión pública.
-No pueden hacer deportes.
-No pueden andar en bicicleta o moto, aunque sea con sus mahrams.

-No pueden acceder a los baños públicos.
-No pueden viajar en los mismos autobuses que los hombres.
-No pueden usar pantalones acampanados, aunque se lleven bajo el burqa.
-No se pueden tomar fotos ni grabar.

-No pueden reunirse para festividades ni en encuentros recreativos.
-No pueden usar ropa de colores vistosos porque se consideran “sexualmente atractivos”.
-No pueden lavar ropa en los ríos o plazas públicas.
-No pueden asomarse a los balcones.

-Deben llevar un largo velo llamado burqa, que las cubre de la cabeza a los pies.
-Si no usan burqa o no van acompañadas de su mahram, reciben azotes, palizas y abusos verbales.
-Si muestran los tobillos, reciben azotes en público.

-Si tienen relaciones sexuales fuera del matrimonio, reciben una lapidación pública.
-Las ventanas deben ser opacas para que las mujeres no sean vistas desde afuera de sus casas. -

-Las calles y plazas que digan la palabra “mujer”, como el “Jardín de las Mujeres” deben cambiar sus nombres.
-Los sastres no pueden tomar medidas a las mujeres y coser ropa femenina.

-No puede haber imágenes de mujeres impresas en revistas y libros, o colgadas en los muros de casas y tiendas.