MUNDO

"Soñadoras afganas".

Formaron un equipo de robótica, escaparon de los talibanes y recibieron asilo en México

“Las soñadoras afganas” son un grupo de unas 20 adolescentes de entre 13 y 18 años que formaron el primer equipo femenino de robótica de Afganistán. Sin embargo, cuando los talibanes tomaron el poder en el país, las jóvenes se vieron obligadas a escapar.

El país que las recibió fue México. Según informó el gobierno, las jóvenes recibieron un visado con el cual podrán quedarse por 180 días, con posibilidad de extensión. También recibirán alojamiento y comida gratis gracias al apoyo de varias organizaciones.

“No solo salvaron nuestra vida sino también nuestros sueños, que buscamos se hagan realidad”, dijo una de las jóvenes al llegar a México. También indicó que, bajo la interpretación de la ley islámica que hacen los talibanes, sería muy difícil para ellas seguir dedicándose a la ciencia.

El grupo de “soñadoras afganas” fue creado hace cuatro años. En 2017, las adolescentes ganaron el Premio Especial en el Campeonato Internacional de Robótica celebrado en Washington DC. Su premio sorprendió por tratarse de jóvenes que llegaban de un país donde las mujeres carecían de derechos elementales hasta hacía poco.

Llegar a Estados Unidos, sin embargo, no les resultó nada fácil. Tras ser aceptadas para la competencia -la primera vez que alguien de Afganistán lo conseguía-, recorrieron más de 800 kilómetros por carretera desde sus hogares hasta la embajada estadounidense en Kabul.

Pero al llegar allí les negaron la visa. Lo intentaron otra vez y le fue denegada de nuevo. Solo una intervención especial del entonces presidente Donald Trump permitió el viaje.

Con el paso del tiempo y al hacerse reconocidas internacionalmente, al grupo se le fueron sumando otras miembros nacidas casi todas después de 2001, cuando el Talibán perdió el poder tras la invasión de EE.UU. Con el regreso del grupo islámico hace 10 días, muchas temieron ser víctimas de represalias.

Tras varios intentos fallidos, lograron volar inicialmente a Qatar, donde las primeras cinco integrantes del grupo supieron que México les había aprobado el asilo. Según algunos medios de Estados Unidos, algunas de las jóvenes ya recibieron ofertas de becas para estudiar en universidades estadounidenses.