SOCIEDAD

Alergia.
Por qué los síntomas se intensifican por la noche

Las enfermedades alérgicas son una respuesta exagerada del sistema inmunitario a diferentes sustancias. Los alérgenos más importantes son los pólenes, los ácaros del polvo doméstico, el pelo de animales como perros y gatos y los hongos.

En esta reacción interviene un anticuerpo Inmunoglobulina E (IgE). En los alérgicos a pólenes o ácaros se sintetizan anticuerpos tipo IgE específicos frente a esos alérgenos.

Esa IgE se fija en la superficie de unas células, denominadas mastocitos, de las mucosas nasales y bronquiales. Al pasear por el parque o jardín se unen partículas de los pólenes a los anticuerpos fijados a estas células.

Estas células se activan y liberan unos potentes químicos que son los responsables de la inflamación inmediata de las mucosas, lo que lleva a la aparición de los síntomas. Esta inflamación es más tardía. Pasan varias horas desde el contacto inicial con los pólenes y el pico máximo suele ocurrir durante el descanso nocturno.