Tiene 36 años y 10 hijos: cómo fue adoptar a siete chicos y su compromiso para cambiar la realidad

COMUNIDAD

Catalina Hornos se instaló en 2006 en Añatuya, una de las localidades más pobres de Santiago del Estero, fundó la ONG “Haciendo Camino” para luchar contra la desnutrición y conoció a parte de sus hijos; hoy divide su tiempo entre su familia y el trabajo social.

Todo comenzó cuando una amiga la invitó a viajar a Añatuya para realizar tareas de orientación vocacional mientras terminaba sus estudios como psicopedagoga y psicóloga.

Regresó conmovida por las enormes carencias que se encontró y decidió volver para quedarse a vivir en una escuelita donde hacía apoyo escolar.

En los 6 años que estuvo, terminó recibiendo a varios chicos que no tenían donde ser alojados. “El tiempo empezó a pasar y se transformaron en mi familia. Ellos me eligieron como mamá y yo los elegí como hijos a partir del vínculo que generamos”, nos contó Cata.

Tenía 30 años cuando decidió regresar a Buenos Aires, entre otras cosas porque en la ciudad había quedado su pareja, Jorge De All. Pero estaba segura de algo, si volvía era "con los siete chicos”, y así lo hizo. Adaptarse a la vida porteña no fue fácil, pero lo pudieron hacer, porque estaban juntos y eso era lo importante. Después llegarían 3 hijos más, quienes terminaron de armar la familia: “Son tan hermanos de los demás como hijos míos, se vuelve un vínculo muy fuerte para todos”.

Catalina es un ejemplo viviente, que invita a las personas a salir al encuentro con el otro. “No hay que quedarse detrás del número ‘50% de niños pobres’, sino involucrarnos con las familias, porque el cambio viene de conocer a las personas y comprometerse” dice.

“Lo malo en este mundo no es la maldad de los malos sino la pasividad de los buenos”, reflexiona Catalina.

¿Te gustaría ayudar a su fundación?
 Podés sumarte a sus más de 2000 madrinas y padrinos de chicos.

Hacelo llamando al 5199-6482 o entrando a su web www.haciendocamino.org.ar

 Seguí a @fundacionlanacion para conocer más historias como la de Cata.

CRÉDITOS:

Redacción:
María Pettinelli

Foto:
 Patricios Pidal/AFV y @haciendo_camino

Diseño:
María Borri

Más noticias en: