SOCIEDAD

Una iniciativa ilusiona a los argentinos que buscan la nacionalidad española

"Ley de nietos".

Actualmente, la ciudadanía española se transmite básicamente de padres a hijos, a diferencia de la nacionalidad italiana, en la que se pueden llegar a rastrear muchas generaciones anteriores para obtenerla. Pero un proyecto de ley que se está tratando en España podría cambiar eso.

La llamada ley de “Memoria Democrática”, popularmente conocida como “Ley de nietos”, busca reparar a los españoles que se exiliaron tras la Guerra Civil de 1936 y la dictadura franquista.

La iniciativa propone dos nuevas maneras de adquirir la nacionalidad española: pueden acceder los hijos nacidos en el exterior de las mujeres españolas que perdieron su nacionalidad por casarse con extranjeros y los hijos mayores de edad de los extranjeros que ya obtuvieron la nacionalidad española por derecho de opción.

El proyecto ya fue aprobado en julio por el Consejo de Ministros del Gobierno de España. Pero para que se convierta en ley, podría demorar meses: todavía tiene que debatirse en las Cortes, aprobarse y publicarse en el Boletín Oficial español.

Según explica Carlos García Piñeiro, socio de Gestión Argentina, hoy en día la forma más común por la que los argentinos acceden a la nacionalidad española es por residencia: tal vez sus padres llegaron a España durante la crisis del 2001, se nacionalizaron e hicieron lo mismo con los hijos.

“Cualquier argentino que llegue con una visa de trabajo y resida de forma legal y continuada por dos años en España puede solicitar la nacionalidad española y conservar la argentina. Esto es por pertenecer a una excolonia: los ciudadanos de otros países deben esperar 10 años y abandonar su ciudadanía de origen”.

Pero por el momento, García Piñeiro piensa que la “Ley de nietos” está “muy verde”. “Creo que de salir la ley, habría un aluvión de demandas. Si llegaran a aparecer los nietos y bisnietos, deberían contratar a cientos de personas para tramitar nacionalidades”, afirma.