SOCIEDAD

Tragedia en el Lago Lácar: la queja y el análisis del mayor rescatista del país

David Peresenda, primer instructor de guardavidas de la Argentina y de América Latina en completar la Academia Oficial de entrenamiento de la United States Life Saving Association, analizó la situación de los dos prefectos que no pudieron rescatar al hombre de 28 años que se había arrojado a las heladas aguas del lago Lácar, en San Martín de los Andes.

"No fue correcto el procedimiento realizado y no lo digo porque la persona haya fallecido. Hay veces que se hace todo lo que se debe hacer y aun así los resultados no son los esperados. Para realizarlo hay que estar preparado física y técnicamente, además de estar correctamente equipado"

"Cuando llegaron los prefectos, el hombre ya se estaba hundiendo. Se tira uno que no sabe nadar sin chaleco ni equipamiento de rescate. El otro dice que hay cuatro metros de profundidad: un tipo entrenado puede sumergirse a esa profundidad sin problemas”

"Lo primero que se ve en el video es alguien que observa y llama. La recomendación es que si esa persona que ve tiene algo flotante al alcance de la mano se lo debe arrojar a la persona que cayó al agua y retrasar el hundimiento que es cuando se llena de agua la vía aérea"

"Si ese paso no existe, lo que sucede es que la persona comienza a ahogarse pasando por etapas de pánico, desesperación y sumergimiento. Y si no tiene asistencia rápidamente, se va a hundir en un rango de dos minutos"

"Lo que tenemos que analizar es, primero, quién hizo el pedido de auxilio, es decir, cuándo se disparó el llamado de emergencia al 106. Segundo: cuánto se demoró la Prefectura en ir, por lo que se ve, llegó antes de que la persona se termine de hundir, así que fue rápida la llegada”

“Por más que estuviera a cuatro metros se podría haber rescatado a la persona. Sin embargo, en su accionar -más allá del defecto- hay una virtud en los prefectos: conocían sus limitaciones y no se arriesgaron a hacer algo que no sabían"

"Imagínate si se tiraban por la presión de la gente que estaba ahí sin saber nadar, quizás el accidente hubiera terminado con más ahogados. Ellos fueron a la emergencia y eso ya habla bien".