12 proyectores destinados al hogar y la empresa

Cada vez más se utilizan estos equipos como acompañantes de un sistema de home theater. Qué tecnologías de proyección se ofrecen en los comercios. Un recorrido por la oferta y algunas recomendaciones
(0)
17 de abril de 2006  

Hasta hace pocos años, su utilización se limitaba a presentaciones en conferencias y reuniones de empresa. Su costo era casi prohibitivo y no se veía una aplicación práctica en los hogares. Los archivos .ppt de Power Point parecía que eran los únicos que los necesitaban.

Pero las cosas cambiaron para los proyectores con la llegada de la tecnología del DVD y su aplicación en sistemas de home theater. Ya estaba la aplicación perfecta para llevar la proyección a los hogares.

Los costos de los equipos comenzaron a bajar, así como también las de las lámparas que utilizan los equipos. Sobre este punto conviene aclarar algo. La fama que tienen es que duran poco, pero en realidad hoy la generalidad de estas partes fundamentales del proyector tienen una vida útil de entre 2000 y 3000 horas.

Haciendo un cálculo sencillo podemos deducir que, si lo usamos con un promedio diario de una película, tendríamos hasta cuatro años de duración de la lámpara, aunque en general es mayor, ya que es muy improbable que una familia tipo vea todos los días una película. Además, no se aconseja gastar una lámpara para ver el noticiero o los canales de los dibujitos.

Cuando uno se decide a comprar un proyector, encuentra que hay dos tecnologías predominantes en el mercado: DLP y LCD.

En la primera de ellas, DLP (por Digital Light Processing), desarrollada por Texas Instruments, la imagen se crea por pequeños espejos colocados en forma matricial sobre un chip. Cada uno de estos corresponde a un pixel de la imagen que vemos. Por eso el número de espejitos corresponde a la resolución, como podría ser 1280 x 720 o 1920 x 1080, que es la de la TV de alta definición.

Por su parte el LCD, siglas de Liquid Crystal Display, recurre a tres paneles de cristal líquido, para el rojo, verde y azul de la señal de video. Los pixeles de los LCD pueden estar abiertos o cerrados para permitir el paso de la luz o impedirlo.

Algunos parámetros que se dan en las especificaciones son el brillo y el contraste. En general, un buen brillo para proyector que se usa en el hogar como home theater -oscureciendo el ambiente- rondará los 800 a 1000 ANSI lúmenes. Para tener una idea de qué significa el ANSI lumen, medida de brillo estandarizada por la American National Standards Institute, necesitaremos 200 de ellos para iluminar una habitación pequeña. Un ANSI lumen equivale a 0,833 lumen, es decir, a 0,833 candelas por metro cuadrado.

Para presentaciones multimedia en oficinas, donde a veces las condiciones de oscurecimiento no son las ideales, tenemos que pensar en más de 1500 ANSI lúmenes.

En cuanto al contraste, unos buenos valores para home theater estarán en los 2000:1 a 3000:1, mientras que en uso para presentaciones multimedia no se necesitará más de 600:1. El contraste marcará cuántos blancos o negros absolutos se verán bien marcados.

Un socio imprescindible del proyector es la pantalla. Aunque como última opción puede proyectarse sobre la pared, no es lo que aconsejan los expertos. Para dar una idea de precios, una pantalla de 75 pulgadas, marca Loch, ronda los 75 dólares. Si queremos tener una Da-Lite de 240 pulgadas, habrá que pagar US$ 2300.

Ese ruidito que se escucha cuando se prende o se apaga un proyector es el cooler (o ventilador para enfriamiento) de la lámpara. Cumple una función importantísima para preservar la vida de la bombilla, que alcanza temperaturas altísimas. Es por eso que nunca hay que apagar el equipo cortando la corriente, sino que se deberá hacerlo con el control remoto o como lo establece el manual. Si se corta indebidamente el accionar del cooler, corre peligro de quemarse la lámpara al no continuar el régimen apropiado de enfriamiento.

Con este fin es conveniente utilizar un UPS conectado al proyector para evitar cortes imprevistos de la corriente eléctrica. No son caros: un UPS, con diez minutos de autonomía, ronda los 110 dólares.

Algunos modelos

3M : el H10, con diseño exterior de Pininfarina, logra un brillo de 700 ANSI lúmenes y una relación de contraste 800:1. Cuesta US$ 1700.

Epson : el equipo MovieMate 25 tiene un brillo de 1200 ANSI lúmenes y relación de contraste 1000:1. Su precio es de US$ 1900.

Hitachi : el modelo CP-RX60 logra un brillo de 1500 ANSI lúmenes y contraste de 300:1. Cuesta 6999 pesos.

Infocus : la empresa lanzó recientemente el IN72, con un brillo de 900 ANSI lúmenes y contraste de 2000:1. Cuesta 7000 dólares.

Nec : uno de sus modelos es el VT580, que a un precio de US$ 1860 más IVA brinda un contraste de 500:1 y brillo de 2000 ANSI lúmenes.

Panasonic : el modelo PT-AE200, a un precio de 5999 pesos, es un proyector con contraste de 700:1 y brillo de 700 ANSI lúmenes.

Sony : el VPL-ES2, a un costo de 5499 pesos, es un proyector de 1500 ANSI lúmenes, resolución SVGA de 800 x 600, peso de 2,8 kg y está preparado para HDTV.

Viewsonic : el PJ452, alcanza un brillo de 1500 ANSI lúmenes, tiene contraste de 300:1, con duración de lámpara de 2000 horas. Cuesta 4170 pesos.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.