Redes 4G: en 2015, con buena señal en zonas suburbanas y compitiendo con conexiones fijas

El despliegue de las redes LTE llegará recién el año próximo; una de las frecuencias elegidas por el Gobierno permite tener mejor cobertura fuera de las ciudades
Ricardo Sametband
(0)
21 de mayo de 2014  • 10:36

Finalmente tendremos redes LTE en la Argentina, después de que el Gobierno nacional confirmó que llamará a licitación para asignar parte del espectro radioeléctrico. La llegada de una red 4G implica dos cosas : un servicio de Internet más rápida para los usuarios que lo requieran -más rápida, incluso, que una conexión de banda ancha fija actual- y una descongestión de las redes 3G que hoy usamos.

Esto en teoría, claro, porque en la práctica falta un camino largo.

Entrado el año próximo

Todavía no está el pliego de las licitaciones, y una vez que se publique, se deben hacer las ofertas y seleccionar los ganadores, que a su veces deben comenzar la inversión necesaria.

"Estamos todos calculando 2015" -afirma Norberto Martínez, COO de Huawei Argentina, uno de los varios proveedores de infraestructura de telecomunicaciones (como Alcatel-Lucent, Ericsson o Nokia Solutions and Services) que, lógicamente, se benefician con el anuncio.

Pero falta bastante. Una vez que se publiquen los pliegos, tomará entre seis y ocho meses adjudicar las licitaciones, según declaró el Secretario de Comunicaciones, Norberto Berner. Y desde entonces podría pasar medio año para que comience a ofrecerse el servicio de LTE en el país. Obviamente no en todo el territorio; como sucedió con el 3G, las operadoras primero apostarán a las zonas más pobladas.

Y es un proceso complejo y costoso, de varios cientos de miles de dólares (de 1500 a 2000 millones para tener una buena cobertura), aunque es poco probable que se invierta todo el dinero de golpe. Las operadoras locales irán actualizando sus redes, sea con equipos nuevos para dar 4G (y esto incluye buscar dónde poner nuevas antenas) o actualizando el firmware de los existentes, dice Martínez.

Para qué 700 MHz

Una lectura interesante sobre el anuncio lo hace Sebastián Cabello, director de la Asociación GSM para América latina (agrupa a casi todas las operadoras de telefonía móvil del mundo).

"El anuncio de que se usará AWS (las frecuencias de 2100 y 1700 MHz) es algo que llega atrasado, pero está bien. El que se vaya a usar también la banda de 700 MHz fue una excelente sorpresa; con ella podés tener tres veces más cobertura que con las otras frecuencias, así que ideal para zonas rurales, -explica Cabello-. Es la misma parte del espectro radioeléctrico que se usa para la televisión digital terrestre, así que eso requerirá algunos ajustes de los canales. Pero Chile ya licitó esa frecuencia, y Brasil lo hará en agosto. Es importante, porque no hay tanto equipamiento para 700 MHz, y Brasil es el quinto mercado mundial de celulares, por lo que hace todo más atractivo."

La banda de 700 MHz será útil, además, para cumplir con la exigencia del Gobierno de dar servicio en el 98 por ciento de la superficie poblada del país en 5 años.

Las redes 4G permitirían tener servicios de banda ancha de buena capacidad en zonas donde hoy no hay servicios por cable (ADSL o cablemódem). Esto, claro, si, como decían por estos días las operadoras locales, el servicio logra ser diez veces más veloz que lo que hay hoy; aunque el promedio mundial de 4G en 2012 estaba entre 10 y 20 megabits por segundo de velocidad, la tecnología da para mucho más, pero son las compañías de telefonía móvil las que deciden, finalmente, qué ancho de banda asignarle a los usuarios.

Cuarto jugador, en duda

Más en duda está la posibilidad de que entre un jugador externo para competir con las operadoras que ya están presentes, como se dijo durante la presentación oficial; los especialistas consultados por LA NACION ven complicado que una compañía vaya a querer instalarse en un país con más del 130% de penetración en telefonía móvil (es decir, hay más líneas que habitantes y la mayoría de la población ya tiene un equipo).

Competir con los incumbentes implica pensar en inversiones muy costosas y lentas (armar una red desde cero no se hace de un día para el otro) y muy a largo plazo, contra jugadores que ya tienen millones de clientes.

En cualquier caso, lo que falta es que el Gobierno publique los pliegos del llamado a licitación para tener una precisión de qué requisitos deberán cumplir las compañías que quieran dar un servicio de telefonía y conectividad 4G en el país.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.