5 cosas (alguna medio absurda) que podés hacer con una heladera inteligente

La heladera inteligente que Samsung presentó en la CES 2016 incorporó una amplia pantalla táctil frente a una de sus puertas
La heladera inteligente que Samsung presentó en la CES 2016 incorporó una amplia pantalla táctil frente a una de sus puertas Fuente: Archivo
Infaltable en cualquier cocina, los refrigeradores hogareños se sumaron a la conectividad de los objetos y ofrecen diversas funciones que amplían su capacidad más allá de mantener los alimentos frescos
(0)
9 de mayo de 2016  • 00:30

Es como tener un teléfono móvil gigante –de unos 50 centímetros de largo– pegado en la nevera. Con sus ventajas y algunos contras adicionales.

La multinacional surcoreana Samsung dio a conocer esta semana su nueva heladera inteligente, el más reciente producto en el campo de la Internet de las cosas o IoT, como se le dice por sus siglas en inglés.

En su página web, la compañía lo llama un modelo revolucionario, mientras que su vicepresidente en Estados Unidos, John Herrington, dijo que "va más allá de la función de almacenamiento y trae el centro de la cocina a la era digital". Algo de todo esto ya se pudo ver en la feria CES de Las Vegas el pasado enero.

¿Cómo lo hace? Bueno, no llega a recrear el mundo superconectado y práctico de la célebre caricatura de los años 60 "Los Supersónicos": no, no se puede apretar un botón para hacer que "escupa" un plato de comida listo.

Tampoco hace la compra automáticamente. Ni destruye los alimentos vencidos. O te da los buenos días. No con una sonrisa, en cualquier caso.

Y quizás por eso muchos medios especializados en tecnología no parecen haber quedado convencidos.

"El refrigerador inteligente de Samsung es ridículo, maravilloso y lento", titula The Verge. "Este aparato rídiculo tiene un precio igualmente estrafalario (de más de 5.000 dólares)", dice Techhive. "¿Realmente quieres esta cosa?", se preguntó CNET.

Aún así, una cierta fascinación parece rodear el lanzamiento del aparato, el último en una línea de una serie de modelos –incluido uno de Amazon y otro de LG– que han intentado reinventar esta comodidad indispensable de la vida moderna.

Y eso se debe a las cosas que sí puede hacer.

Tomar una foto de lo que hay dentro

La heladera puede fotografiar su interior. Y no, no es para compartir el retrato en Instagram.

La idea es que la próxima vez que no estés seguro de qué puedes usar para hacer la cena, mires la foto en vez de abrir la hekadera... y te ahorres energía. O, si estás en el supermercado, puedas chequear desde el teléfono si se te acabó, por ejemplo, la leche.

El modelo de Samsung viene equipado con tres cámaras que toman una foto unos diez segundos después de que cierras la puerta.

"Esto es como el refrigerador mismo: tonto, pero en cierta forma ingenioso", dice The Verge.

Por otro lado, una aplicación permite añadir etiquetas a la foto con la fecha de expiración de los productos.

Pedir la compra parado frente a la heladera

Al menos estarás seguro de que no pides algo que ya tienes.

El refrigerador viene con una aplicación que permite comprar directamente, si bien solo a dos tiendas (en Estados Unidos) con servicio de entrega a domicilio: Fresh Direct o Shop Rite.

Es parecido a comprar desde el teléfono, pero con uno considerablemente grande.

LG le puso sensores en la parte inferior para realizar la apertura de la puerta con la punta del pie
LG le puso sensores en la parte inferior para realizar la apertura de la puerta con la punta del pie

Hacer dibujitos

En este sentido, el aparato, concebido como "la respuesta del siglo XXI al refrigerador familiar cubierto de Post-it", como lo describe la revista Time, ofrece muchas posibilidades.

Además de eliminar el problema de las fotos familiares pegadas con imanes que van cayendo por la gravedad, no hay límites a la imaginación –o a los recordatorios, notas de buenos días, regaños por escrito– cuando se dispone de una pantalla táctil de medio metro de largo en la que dejar garabatos que nadie puede ignorar.

También incluye una aplicación de calendario, el pronóstico del tiempo, un temporizador (para que no se te queme lo que tienes en el horno), alarma y mensajes de voz.

Ver la televisión... que están viendo en la sala

Si tienes un televisor de la misma marca, puedes "sincronizar" con el refrigerador y ver el mismo programa.

Además incluye una aplicación para escuchar la radio y otra para reproducir música.

Y claro, es una heladera

Además de todo lo anterior, por supuesto, como cualquier refrigerador tradicional, la inteligente permite hacer ajustes esenciales como la temperatura y la humedad.

Tiene una zona de "control flexible" que puede ser configurada para actuar como heladera o congelador.

Y poco más. ¿Pagarán los usuarios varios miles de dólares por este tipo de aparato?

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.