7 reproductores MP3 de hasta $ 800

Para ir con la música a cualquier parte
(0)
24 de junio de 2002  

La música en MP3 se independiza cada vez más de la PC de escritorio, a medida que los reproductores portátiles se multiplican y crece la cantidad de modelos de discman que admiten este formato.

Los players exclusivos para MP3 se pueden llevar en un bolsillo y utilizan, en general, tarjetas de memoria FlashROM para almacenar el audio. A su vez, los reproductores portátiles de CD -que leen estos archivos- son un poco más grandes y tienen entre sus principales ventajas, justamente, que pueden reproducir también discos compactos en formato convencional.

La mayor parte de los reproductores puros que se comercializan en el país cuenta con memoria -CompactFlash o similares- de 32 o 64 MB que puede ser interna o externa y, en general, también expansible. Según la compresión de los archivos, esta cantidad de memoria alcanza para almacenar de una a dos horas de música, aproximadamente.

En cuanto a la expansión, existen también alternativas específicas para algunos modelos, como minidisc o diskettes especiales. Una de las virtudes de todas estas tarjetas es que no se producen saltos en la reproducción, ni siquiera con movimientos bruscos.

Entre otras variables se encuentra el tipo de conexión con la PC (en general, USB) y la posibilidad de reproducir otros formatos.

Los discman, por su parte, utilizan el clásico CD-R, que es mucho más económico y tiene mayor capacidad. Claro que para tener la música en este soporte se requiere de una grabadora. Hay una tercera opción para llevar los MP3 a todas partes: algunos modelos de palmtop ya se pueden usar como players. Y son portátiles, por supuesto.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?