8 de cada 10 argentinos preferiría trabajar en su casa o en un bar

8 de cada 10 argentinos prefiere el teletrabajo a ir a la oficina todos los días
8 de cada 10 argentinos prefiere el teletrabajo a ir a la oficina todos los días Fuente: Archivo
Según un estudio local, el 70% de los encuestados creer que sería más productivo si trabajara a distancia; cuáles son los desafíos a la hora de sacar el trabajo fuera de la oficina
Cintia Perazo
(0)
16 de diciembre de 2013  • 01:21

Según datos del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, en la Argentina existen aproximadamente dos millones de oficinas en el hogar. Mientras que a nivel mundial, según datos de la consultora IDC, el teletrabajo representaría alrededor de 900 millones de empleos a nivel global.

"El crecimiento es sostenido a nivel numérico pero también y más importante, a nivel cultural. Lo que antes era un excepción y se lo miraba casi con temor, hoy es entendido perfectamente y se lo adopta como parte de la cultura", señala Sergio Ángel, gerente de Desarrollo de Negocios de Cisco Argentina, empresa que adopta esta modalidad de trabajo con la mayoría de sus empleados.

La encuesta "Trabajá desde donde quieras" que Ipsos realizó para Microsoft en la Argentina, reveló que el ocho de cada diez encuestados que no cuentan con la posibilidad de teletrabajar desearía que su empresa implementara esa modalidad. Asimismo, el 70% de los mismos considera que esa posibilidad incrementaría su productividad.

Mientras que el 79% de los encuestados que teletrabajan de modo parcial afirma que aceptarían trabajar bajo este formato de modo permanente. "Una tendencia que se detectó con este estudio es que las empresas pequeñas están aceptando que sus empleados teletrabajen. De los encuestados que respondieron que trabajan remotamente, cuando lo necesitan, el 32% pertenece a una empresa con menos de cinco empleados", cuenta Ezequiel Glinsky, director de la Unidad de Productividad de Microsoft Argentina y Uruguay.

Escenario local

Viviana Díaz, coordinadora de Teletrabajo en el Ministerio de Trabajo
Viviana Díaz, coordinadora de Teletrabajo en el Ministerio de Trabajo

"La situación actual del teletrabajo en nuestro país genera muchas expectativas debido al franco ascenso que viene teniendo. Desde lo normativo, fue presentado el proyecto de Ley de Teletrabajo en relación de dependencia que se encuentra en la Secretaria Legal y Técnica; asumimos que en el año 2014 se convertirá en ley nacional. A su vez, ya fue sancionada la Ley de Teletrabajo número 2861 en Neuquén", detalla Viviana Díaz, asesora y coordinadora de Teletrabajo en el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación.

El Programa de Seguimiento y Promoción del Teletrabajo en Empresas Privadas cuenta con más de 20 empresas entre las cuales se encuentran Telecom, Cisco, Dell, Provincia Net, Nielsen e YPF; y está a cargo de la coordinación de Teletrabajo del Ministerio de Trabajo, Seguridad Social de la Nación.

Según los expertos consultados, el teletrabajo despegó y tiene un alto nivel de crecimiento. "Las empresas de Latinoamérica y en particular de Argentina que promueven el teletrabajo crecen año a año. A nivel regional, existe una evolución continua en materia de teletrabajo, que se refleja en el avance de dicha modalidad en países como Costa Rica, Colombia y Brasil, entre otros", destaca Pablo Marrone, arquitecto de Soluciones de Colaboración de Cisco.

"El teletrabajo facilita la inserción laboral de grupos vulnerables como personas con discapacidad, jóvenes entre 18 y 24 años, mayores de 45 años, presidiarios y expresidiarios", dice Viviana Díaz, del Ministerio de Trabajo
"El teletrabajo es parte de nuestra filosofía corporativa", cuenta Gabriela Sacco, gerente de Recursos Humanos de Cisco para la región MCO (Argentina, Paraguay y Uruguay, Chile y Colombia); explica que en la compañía la frecuencia de teletrabajo la define el empleado con su jefe directo y está relacionada con el tipo de función y responsabilidad de cada puesto de trabajo.

Microsoft, por su parte, adopta una política de trabajo flexible. Está asociado a las necesidades de cada empleado, por ejemplo, algunos optan por ingresar más tarde para evitar las horas picos del tránsito y comienzan su jornada laboral trabajando desde un bar. "Generalmente teletrabajan dos días por semana, pero depende del rol de cada uno. La mayoría elije los viernes para trabajar remotamente", cuenta el directivo de Microsoft.

Sí, quiero

Ezequiel Glinksy, de Microsoft
Ezequiel Glinksy, de Microsoft

Entre los principales beneficios del trabajo remoto se destacan el ahorro de dinero y tiempo de traslado por parte de los empleados. "Además facilita la inserción laboral de grupos vulnerables como personas con discapacidad, jóvenes entre 18 y 24 años, mayores de 45 años, presidiarios y expresidiarios, y permite disponer de mayor tiempo para realizar actividades extralaborales. Mientras que dentro de las empresas mejora el clima laboral y reduce los costos de infraestructura de las mismas aumentando la productividad. Para la sociedad, puede contribuir genuinamente a la mejora del medio ambiente, evitando mayor contaminación y reduciendo el transito vehicular", enumera Díaz.

Los encuestados en la investigación de Ipsos aseguran que la posibilidad de manejar los tiempos es el mayor beneficio del teletrabajo. "Le siguen la flexibilidad del horario laboral y la posibilidad de dedicar mayor tiempo a los hijos ocupan el segundo y tercer lugar del ranking, respectivamente", detalla Glinsky.

El lado oscuro del teletrabajo

Sergio Angel y Gabriela Sacco, de Cisco
Sergio Angel y Gabriela Sacco, de Cisco Fuente: LA NACION - Crédito: Matías Aimar

Quienes critican esta modalidad de trabajo aseguran que es difícil "cortar" con el trabajo y sostienen, además, que sus tareas laborales comienza a invadir el resto de la vida de los empleados . "Es importante saber que la tecnología tiene que ser humanizada, esto significa que no debemos ‘intoxicarnos’ con ellas. Es necesario hacer mini pausas, ejercicios físicos de estiramiento o relajación y masajes en la espalda y en los pulgares", sugiere Díaz.

"Como en cualquier actividad, el balance es fundamental. No se puede teletrabajar 100% del tiempo ya que se pierde contacto real con los detalles de la empresa. Es necesario estar en los pasillos, en la cafetería y mantener vivo el contacto persona a persona", agrega Marrone.

Camino por andar

Aunque desde le gobierno aseguran que el trabajo a distancia se encuentra en constante crecimiento, todavía algunas barreras detienen el impulso de esta modalidad de trabajo. Sin duda una de las principales es la brecha digital; pero también es necesario un cambio cultural.

En relación a las cuentas pendientes Díaz adelanta que desde su área quieren promover el teletrabajo en lugares más remotos de nuestro país. "El objetivo es poder reducir a la mínima expresión la brecha digital y lograr, de esta manera, una mayor inclusión socio-laboral", asegura la funcionaria.

¿Qué opinás del trabajo a distancia? ¿Te interesa poder llevar la oficina a tu casa o preferís mantener ambos lugares bien separados?

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.