Apple separa las aplicaciones oficiales de iOS del resto del sistema operativo