Arrancó la carrera por las pantallas plegables

Samsung mostró, aunque durante solo 50 segundos, el prototipo de un teléfono cuyo display puede doblarse 180°; otras compañías se sumarán el año próximo. En la imagen, desplegado y en modo tablet
Samsung mostró, aunque durante solo 50 segundos, el prototipo de un teléfono cuyo display puede doblarse 180°; otras compañías se sumarán el año próximo. En la imagen, desplegado y en modo tablet
Martina Rua
(0)
9 de noviembre de 2018  • 16:22

Que una pantalla de vidrio se pudiera doblar cientos de miles de veces sin sufrir roturas era, hasta esta semana, terreno de la ciencia ficción. Hoy, la innovación y ciencia aplicada a materiales, permitió que la industria móvil marque un nuevo hito: un smartphone cuya pantalla flexible puede plegarse de 180°.

Samsung, la principal fabricante de teléfonos, eligió su convención anual para desarrolladores celebrada en San Francisco entre el 6 y el 9 del actual, para mostrar un teléfono con una tecnología que denominó Infinity Flex Display. Poco se conoce de las especificaciones técnicas del equipo, de hecho, lo mostraron durante solo 50 segundos desde el escenario y con luces especialmente elegidas para dejar ver muy poco de un prototipo. Pero el anuncio bastó para instalar la discusión sobre el futuro del teléfono ¿Serán las pantallas flexibles lo habitual en los dispositivos móviles? Este formato permite que el usuario pueda cambiar de manera simple a un dispositivo compacto como una billetera a un teléfono desplegable que luce como una tablet y brinda la posibilidad de trabajar en tres ventanas a la vez, con aplicaciones distintas.

Usos y costumbres

Pero más allá del desafío tecnológico, está el cultural, anclado a las preferencias y elecciones de las personas. ¿Querrán los usuarios "vestirse" con pantallas que se doblen hasta parecer una pulsera? ¿Dos pantallas unidas por una pequeña bisagra no le ofrecen casi las mismas funciones que un display flexible? Y más aún, ¿seguirá siendo el teléfono móvil el centro de control o este se atomizará a distintos objetos de la casa, ropa o hasta el propio cuerpo?

Algunas predicciones empiezan a quitarle importancia al móvil como el centro único de comando, y focalizan en el resto de los objetos conectados con internet. Si ya hay televisores y heladeras dotados de inteligencia artificial que reconocen nuestros gustos y ponen música o piden las compras al supermercado antes de que nos demos cuenta qué nos falta, quizás el móvil sea un dispositivo más dentro de un cosmos más diverso.

El anuncio de Samsung no es un caso aislado, y el 2019 parece ser el año elegido por la industria para desembarcar con los teléfonos flexibles. Hace un par de semanas, la firma china Royole presentó su teléfono plegable llamado FlexPai.

Otro indicio que da pista de que los móviles plegables no son sólo una moda es que esta semana Google, anunció que su sistema operativo Android dará soporte a este nuevo formato, que en inglés se designan como foldables, que combinan dos tipos de pantalla: una flexible junto a una secundaria que muestra la interfaz del dispositivo cuando está plegado. La competencia llegará pronto, ya que todas las principales fabricantes (LG, Huawei, Motorola, Apple y Sony), trabajan en propuestas para este nuevo segmento.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.