Barcelona volvió a ser el centro del mundo móvil

El congreso anual de la industria no tuvo grandes anuncios, pero confirmó los relojes inteligentes como una tendencia establecida
Ricardo Sametband
(0)
7 de marzo de 2015  

BARCELONA.-El jueves terminó el Congreso Mundial de Móviles en Barcelona. Como todos los años reunió durante cuatro días a fabricantes de teléfonos y antenas, operadoras, proveedores de servicios y la prensa mundial. En total, 90.000 personas, según los organizadores, llegaron a la ciudad catalana a conocer las novedades del mundo de los móviles.

No hubo anuncios despampanantes, pero sí la certificación de que dos o tres conceptos se están convirtiendo en tendencia. Y la visita inesperada de unas chicas en topless a una conferencia de Mark Zuckerberg, que protestaron por la política que tiene Facebook de no permitir senos femeninos.

Los teléfonos celulares siguen siendo los protagonistas; de los varios presentados en la feria, el que más interés generó fue el nuevo Galaxy. Samsung presentó el Galaxy S6 y el S6 Edge. Ambos tienen pantalla táctil de 5,1" y resolución de 2560 x 1440 pixeles (la más alta del mercado), 3 GB de RAM, un chip de 8 núcleos y una cámara de fotos de 16 megapixeles con estabilización óptica de imágenes. La diferencia está en el exterior. Primero, porque Samsung cambió el clásico plástico de sus equipos por un diseño que combina dos planchas de vidrio unidas a una estructura de metal, lo que le permite un perfil más delgado (7 mm) y liviano. En el caso del S6 Edge, además, la pantalla tiene una leve curvatura en sus laterales, lo que hace que parezca más angosto. La compañía dice que espera presentarlos en el país en junio próximo.

HTC presentó el One M9, muy parecido a su antecesor, pero con hardware renovado (chip Snapdragon 810, 3 GB de RAM) y cámara de 20 megapixeles. Alcatel anunció su Idol 3 (en variantes de 4,7 y 5,5 pulgadas, con 1 o 2 GB de RAM y procesadores de 4 u 8 núcleos, respectivamente), que llegarán a la Argentina en la segunda mitad del año.

Otros que llegarán en la segunda mitad de 2015 son los Microsoft Lumia 640, con Windows Phone de precio bajo, pero buenas prestaciones, sobre todo por la inclusión de cámaras con óptica Carl Zeiss y pantallas IPS de buena calidad. Lenovo, por su parte, mostró el Vibe Shot, un teléfono con una cámara avanzada de 16 megapixeles con estabilización óptica de imágenes.

Primaron los grandes y luminosos stands, y no hubo grandes anuncios, pero acontecieron algunas demostraciones interesantes. La mejor: una excavadora de Ericsson manipulada a distancia usando un enlace de telefonía celular. También, un par de robots que recorrían los pasillos. No se vieron los Google Glass, pero este año, todo el mundo tenía un reloj inteligente o una pulsera ídem.

A propósito, se presentaron dos relojes inteligentes de excelente diseño: tanto LG con su Watch Urbane LTE como Huawei con su Watch apostaron por una estética clásica, con diales redondos y cuerpo de acero. El de LG, además, es técnicamente un teléfono, porque permite hacer llamadas y recibir mensajes.

Ford eligió la ocasión para mostrar su bicicleta MoDe. Sus dos características principales: es eléctrica y plegable, tiene luces de giro en el manubrio y se vincula a un teléfono para hacer vibrar levemente uno u otro lado del manubrio para avisar al ciclista que debe doblar en la siguiente esquina. Y es capaz de detectar cuando un auto se acerca por detrás, prendiendo luces y alertando al ciclista.

De lo que también se habló muchísimo es de 5G. Se espera que esté disponible en forma comercial dentro de 5 años; traerá conexiones con un gigantesco ancho de banda, mínima latencia y un diseño que permitirá combinar servicios tan dispares como las llamadas tradicionales, el streaming de video en alta definición, la telemedicina y la Internet de las Cosas.

Aquí hubo mucho interés por la seguridad en los teléfonos: tiene sentido, porque parecen destinados a ser nuestra billetera electrónica. Google presentó Google Pay, y Samsung, Samsung Pay. Esta última modificó el sensor del Galaxy S6, que ahora funciona como el del iPhone (por contacto). Qualcomm mostró un sensor de huellas digitales basado en ultrasonido, lo que permite prescindir de un botón y esconderlo detrás de otros materiales (vidrio, aluminio, plástico). Fujitsu, un escáner de retinas integrado en el frente del teléfono, para desbloquearlo con una mirada y franquear esa puerta que vive en nuestra mano y es, a la vez, el paso a nuestra intimidad y el punto de acceso al mundo entero.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.