Comienza la distribución de Blackphone, el smartphone que apuesta por la privacidad

Un Blackphone: usa una versión modificada de Android llamada PrivatOS
Un Blackphone: usa una versión modificada de Android llamada PrivatOS Fuente: Archivo
La compañía suiza comenzó a entregar en Europa las primeras unidades de su smartphone, que hace foco en el cifrado de la información del usuario
(0)
30 de junio de 2014  • 12:55

A principios de año SGP, la firma suiza creada por la unión del fabricante español Geeksphone con Silent Circle (fundada por Phil Zimmermann, el creador de la herramienta de cifrado de datos PGP) anunció el nacimiento de Blackphone , un smartphone que, según sus creadores, es super seguro, gracias al uso de una versión modificada de Android KitKat (PrivatOS) y la implementación de encriptación de datos en todas las comunicaciones del equipo.

La idea es proteger los datos del usuario de las miradas ajenas y, sobre todo, evitar que queden en manos de terceros sin autorización, aunque no puede evitar la vigilancia de la NSA y entidades similares. "Ningún dispositivo es a prueba de la NSA", le dijo MIke Janke, el CEO de Silent Circle, a Mashable en febrero : "Si estás en una lista de terroristas o criminales buscados, los servicios de inteligente se van a meter en tu dispositivo... No existe algo como un teléfono 100% seguro."

Pero para quienes buscan la mayor privacidad posibile, el Blackphone es la respuesta, según sus creadores. Así, el equipo reemplaza los servicios de Google por alternativas como Silent Phone y Silent Text, para hacer llamadas y enviar mensajes de texto sin que otros puedan interceptarlos. Siempre y cuanto estén enviándolos a otro equipo Blackphone, por supuesto, o un móvil con Android o iOS que ya tenga instalada la aplicación (y que requiere un pago mensual); no se trata de llamadas de voz convencionales, sino de VoIP (usan la conexión de datos del teléfono). También protege los contactos.

Tiene, además, un gestor de Wi-Fi que apaga por completo la antena e impide que los routers a los que se conecta accedan a más información que la absolutamente mínima y necesaria; una carpeta de almacenamiento online encriptada; y mucho control sobre a qué datos del teléfono pueden acceder las aplicaciones instaladas. No viene con la tienda de Google preinstalada, pero sí es posible instalar cualquier aplicación de Android y, precisamente, elegir manualmente a qué elementos del sistema tiene acceso esa aplicación. Además, borrado remoto del contenido del teléfono y herramientas avanzadas para hacer búsquedas y navegar en forma anónima por la Web, VPN, cortafuegos, etcétera.

SGP dice que publicarán el código fuente de PrivatOS "lo antes posible".

El Blackphone tiene una pantalla IPS de 4,7 pulgadas (720p), chip Nvidia Tegra 4i (cuatro núcleos a 2 GHz), 1 GB de RAM, cámara principal de 8 megapixeles y frontal de 5 megapixeles, 16 GB de almacenamiento interno y ranura microSD y batería de 2000 mAh. Tiene un precio internacional de 629 dólares (sin línea; no lo venderán por operadora), que incluye dos años de uso gratis de los servicios de comunicaciones cifradas y navegación anónima, que tienen un precio para otros equipos de 240 dólares. Se podrá adquirir a partir del 14 de julio próximo, porque el primer lote de equipos se agotó, según la compañía.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.