Comienzan las pruebas para tener un 4G más rápido en la Argentina

Se trata de LTE Advanced, una tecnología que permite mejorar la velocidad de descarga de datos desde un teléfono 4G; todavía no tiene fecha para su lanzamiento comercial
Ricardo Sametband
(0)
15 de septiembre de 2016  • 18:36

Las redes 4G debutaron en el país en diciembre de 2014: llegaron para descomprimir las redes 3G locales y permitir una mejor conexión de banda ancha desde el teléfono celular, con una velocidad promedio de unos 9 megabits por segundo ( según midieron en junio los voluntarios de OpenSignal, un mapa colaborativo de cobertura ), que es igual o mayor a lo que muchos argentinos tienen como conexión hogareña, aunque bajó respecto de los primeros meses de disponibilidad del servicio en el país.

Lo hicieron luego de la demorada licitación de una de las bandas de frecuencias (conocida como AWS), a la que siguió su expansión por todo el país (con el objetivo de cubrir todas las poblaciones con más de 500 habitantes antes de 2020) y la adjudicación de una segunda frecuencia (la banda 28, o 700 MHz APT), que todavía no está en uso en forma masiva en todo el país porque comparte frecuencias con la televisión digital; los canales que ocupan esas frecuencias dentro del servicio nacional de televisión digital terrestre (TDT) ya tienen nuevas frecuencias asignadas, pero todavía no hicieron el traspaso.

En el horizonte más o menos cercano asoma una alternativa tecnológica, llamada LTE-Advanced (también conocida como Carrier Aggregation). Lo que permite es que un usuario use dos frecuencias en simultáneo (dos portadoras, en la jerga técnica) cuando está conectado a una torre y ésta tiene esa frecuencia libre. Es aprovechar la capacidad ociosa que pueda tener una antena en un momento determinado. ¿Para qué? Para descargar datos en ambas frecuencias al mismo tiempo, es decir, alcanzar un ancho de banda mayor.

"En las pruebas que hicimos en la Argentina llegamos a 288 Mbps, que es muy cerca del máximo teórico de 300 Mbps", dice Eduardo Castañón, vicepresidente de productos de red para América latina de Ericsson (un fabricante de equipos de telecomunicaciones). "En América latina lo tienen Chile y Brasil; Sólo se usa en forma comercial en Estados Unidos, Japón, Corea y algún otro país."

Por supuesto, no es ése el ancho de banda que tendrá un usuario si accede a esta norma; depende del ancho de banda que le asigne la operadora a la torre donde están las radiobases, y a la cantidad de gente conectada en el momento en que el teléfono del usuario intenta usar dos frecuencias al mismo tiempo. Es decir, en circunstancias normales será más rápido que una conexión 4G convencional, pero todavía hay que ver cuánto más veloz será.

¿Cuándo estará disponible? "Depende de cuándo liberen el espectro de 700 MHz, -dice Adrián Di Meo, Director de Red de Telefónica de Argentina-. Debería ser antes de fin de año, pero no tenemos certeza. Igual es inmediato: si tenés un teléfono compatible (un Galaxy S6 o S7, un iPhone 6S) te lo toma en forma automática." Todos los teléfonos que son CAT6 o superior (es una clasificación para el módem, que define la tasa de transferencia de datos que puede manejar el equipos) son compatibles; LTE Advanced es un estándar abierto; en esta página de Wikipedia se puede ver qué equipos son compatibles ( por ahora sólo está en la gama alta y algunos dispositivos de gama media ).

Otra operadora local, Personal, también hizo pruebas en diciembre último, aunque en ese entonces informó otro ancho de banda alcanzado (175 megabits por segundo) combinando las dos bandas de frecuencias.

En el mundo, esta característica extra de la red no tiene costo adicional para los usuarios; simplemente permite tener más ancho de banda para descargar cosas. "Un megabyte consumido se contabiliza igual en el abono; no importa si lo bajás en 2G o 4G", aclara Di Meo. Pero las compañías están comenzando a ofrecer estas tecnologías como una forma de atemperar la demanda de ancho de banda de los usuarios. "El consumo de video es el que mueve todo esto", dice Castañón. A la vez, es negocio: con un 4G más veloz los usuarios tienden a consumir más datos de su abono. Y es parte de una puja con el Gobierno para que acelere la "limpieza" de la banda de 700 MHz mientras negocian inversiones a futuro .

No son las únicas tecnologías en prueba: en lo que refiere a las llamadas de voz, Claro espera ofrecer Voz sobre Wi-Fi (VoWiFi) en los próximos meses; es un sistema que deriva las llamadas de voz a las conexiones de banda ancha fija (hogareñas o corporativas); Movistar también trabaja sobre VoLTE, que cursa las llamadas de voz sobre la red 4G; hasta ahora, aunque el teléfono sea 4G, las llamadas de voz y los SMS siguen viajando por la red 2G o 3G.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.