Cómo afecta la crisis a las PC